miércoles, 12 de julio de 2006

Ah, la juventud...

Todavía recuerdo cuando eras más joven y te animabas a tomar los tragos cualquier día de la semana valiéndote madre que al día siguiente fueras semi-crudo-casi-ebrio a trabajar o a la escuela o a donde chingados tuvieras que ir... que divertidas épocas... pero ya quedaron atrás.

Resulta, para efectos de esta historia, que la noche de anoche a mi hermanita menor se le ocurrió festejar su cumpleaños por adelantado en martes... con cerveza... pizzas... amigos... amigas... y desafortunadamente la ventana de mi cuarto da justo hacia el garage en donde se reunieron... me lleva la chingada... ¿que no saben que hay gente que si trabaja? ¿que no tienen el menor sentido de la responsabilidad? ¿que no tienen nada que hacer al otro día más que dormir la mona?

No, y les valen madre los demás...

Pero ah, la juventud!... que bonito cuando apenas tienes 22 y 21 años piensas que eres invencible, que no hay nada que te pueda pasar a ti por que eres como el personaje de Leonardo DiCaprio en Titanic cuando se para en la punta... del barco pensando que es el rey del mundo... hasta piensas en casarte y en hacer pendejadas de gente adulta como ponerte hasta la madre de borracho entre semana...

Más la vida es canija, y 5 o 6 años después de haber desgastado a tu pobre cuerpo con tanta y tantísima borrachera continua interminable y agotadora que empiezas a ver los estragos que te has causado por el maldito alcohol. Ya no puedes desvelarte mucho, ya te pesan los párpados al levantarte (si es que te levantas) y todo el mugre día te la pasas re-crudote y pasando las de Caín en la chamba... ahí verán lo que es bueno y harán caso de lo que Jorgito les decía algún día... no tomen tanto trago, no es bueno... bueno; es a toda madre, pero no con exceso...

Más ni hablar, se dice por ahí que cuando no puedas vencer al enemigo, no queda otra que unírteles y disfrutar de buen trago y rica pizza hasta que uno de tus amigos te llama por que tiene pedos más alla de sus habilidades (que no son muchas) con una computadora y pide a gritos la ayuda de un hombre. No voy a mencionar por respeto quien es el amigo, pero digamos que en alguna ocasion me declaró su amor por e-mail y en otra durmió con Her... perdón, con otro de mis amigos...

Y con lo bueno que sabemos que es Jorgito, le dice a su cuate que tiene dos opciones; traer el artefacto del demonio a su casa y disfrutar de pizza y cerveza bien helada en lo que se repara o que espere a que termine de masticar mi rebanada para irle a ver... Creo que cualquier hombre inteligente de los que suelen pasar a leer por aquí habría tomado la decisión adecuada...

Pero ¡ah la juventud!... la juventud que algún día lo hacía tan independiente y dueño de si mismo se ha convertido en responsabilidad y tiene ahora que poner la mano en el auricular del teléfono para preguntar dulcemente (por que si no le parten la madre) "oye -----inserte aquí el nombre de su domadora----, dice Jorge que si viene a la casa a ver la compu o si la llevamos con el, que hay pizza y cerveza" en lo que yo me carcajeo a mis anchas... Pero la gota que derrama el vaso se vierte justo cuando escucho a lo lejos a su señora esposa decir "no... dile que venga..."

Y claro, ahí va Jorgito dentro de toda su bondad... a ayudarlo... y a reirse un poco más de su pobre amigo...

En fin, la vida cambia al igual que el tiempo y la gente crece viviendo para hacer cosas de adulto ahora sí... de esas que pretendías hacer quedándote a tomar trago hasta desfallecer de borracho... nada más que ahora tienes responsabilidades de las que no pretendo mofarme; sino aplaudir y reconocer por que hay que ser hombrecito realmente para aventarse el rollo del matrimonio. Yo no soy lo suficientemente hombre.... para eso, para el casorio y bodorrio... no me mal entienda.

Pero de que dió risa... si... y mucha!

Pensando: lo bueno es que había Bacardí... :p
Escuchando: Everybody loves somebody; Dean Martin

5 comentarios:

Anyi dijo...

Tengo demasiadas ideas y dudas fluyendo en mi cabeza por este post.

Primero, que diache significa chingada.

Segundo, como diache es q ese tipo no fue a que le arreglaran la maquina y beber un par de frias con pizza de gratis, no puede negar que no es dominicano jaja, y el que sea casado no impide nada, el matrimonio es la decision de dos personas libres que han decidido compartir sus vidas, sobre todo son libres. Ya se que eso suena muy bonito y que no siempre es asi.

Lo que si me ha dado que pensar es el hecho de que digas que no eres lo suficientemente hombre, eso no suena bien en ningun contexto, sin importar las preferencias sexuales de nadie.

Bueno, solo exprese lo que pensaba, no se enoje nadie, es que siempre como que profundizo demasiado en las cosas.

Anyway, gracias por los alagos que no aparecieron en este post para mis contemporaneos jovencitos, increible todavia tengo 22, ya lo habia olvidado, pero sera que eres demasiado viejo entonces?

Geo P@n dijo...

Como ejemplo el anciano.. ese si esta jodido por los excesos jajaja...

Enid dijo...

Hola! te doy un consejo? ya salte de tu casita! eso de vivir mucho tiempo con los padres como q no, no? yo tengo 23 y ya lo hice. A tus 26 ya debieras vivir solo! digo! para armar tus pedas sin ningun problema en tu casa y dormir cuando se te antoje ;). No dejes que pase mucho el tiempo q luego se empieza a ver medio mal.

Jorgito dijo...

Anyi, si, aún no tengo la hombría suficiente para casarme y aventarme todo el numerito de una "familia" :S me da miedo!

Geo, el Anciano es un caso aparte... es como una momia de Guanajuato que aun sale por las noches de su casa y se pone a chupar... cerveza.

Enid, ay Enid... te contesto al ratito...

flor dijo...

Ma que onda con Enid!! te anda diciendo mantenido, jajajaja creo que hay una pelicula al respecto... mmm!! de una chica que contrataban padres para sacar a sus hijos solteros.