sábado, 29 de octubre de 2005

Chile es chile

Nos hemos de embarcar el día de hoy a uno de esos viajes por el pasado que tanto me gustan. No me acuerdo de la fecha, pero sí de la ocasión que ameritó la George-pendejada del día de hoy. Era el 2002, se enfrentaban Brasil y Alemania en la final del mundial de Fútbol en un domingo en que, para no perder la costumbre, tenía una hueva ad-hoc con la celebración en turno.

Para aquellos entonces la lindísima Dulce María, había venido meses antes por su trabajo a Mérida y siendo como es ella, trajo en su equipaje una bolsita de carne seca (o Machacado) y unas Glorias para miguelito. Estas últimas fueron sacrificadas sin mayor complicación al poco tiempo de haber llegado a la tierra del Polcán y el Sikilpak, pero la carnita de res tenía su destino marcado para desayunarse el día que ya les mencioné.

Y pasó el Mundial sin pena ni gloria (ya me las había comido de todos modos...), perdió México contra los EU y ya no hubo otra ilusión más que desear día de la final; un dominguito rico para levantarme temprano y cocinar Machaca con Huevo para toda la familia. No están ustedes para saberlo y la verdad, me vale madre si no les importa, pero acá su servilleta es muy buen cocinero. Pero no importa, resultó que Dulcinea me incluyó junto con las glorias y la carne, su receta personal para el asunto del Machacado y ahi va Jorgito con mandil y utensilios de cocina (bastante varonil por cierto) a preparar el desayuno.

Al parecer era muy sencillo, le pones aceite en una sartén, vacías el sobrecito de carne, esperas a que se dore por completo, picas cebolla, jitomate y chile, lo agregas a la sartén, terminas de cocer y cuando ya quede a tu gusto de dorado y cocidito, le echas unos huevos al gusto y ya la hiciste. Pero... faltaba una instrucción importante en la receta... ¿cual pinche chile le pongo? ¿chile max? ¿chile xcatic? ¿chile dulce? ¿chile me juegas?... en la madre... ¿de cual le pongo?. Y pos como andaba con aquello de la flojera mundial y estando en Yucatán, la tierra donde el que no come picante, o tiene gastritis o no es hombre, acabé poniéndole Chile Habanero para ver que salía. Muy campante saqué 2 chilitos del refrigerador y después de picarlos finamente, se fueron a la sartén donde su olor inundó la casa de ustedes con singular alegría. Para acompañar el suculento manjar, unas tortillitas de harina recién calentadas, frijoles refritos con quesillo y su rigurosa Coca-Cola bien helada. Aquello estaba, asquerosamente delicioso.

Y al siguiente lunes en el chat la pregunta obligada...

Jorgito: "Dulce, Dulce, estuvo deliciosa la Machaca muchas gracias, nada más que, no supe que Chile ponerle y le puse Habanero, de cual era?"

Dulce: "no'mbre! como Habanero! era Jalapeño o Serrano! y no te picó?"

Jorgito: "pos es que eso es lo normal para nosotros, de esos otros ni había, el caso es que estaba sa-bro-si-si-mo"

Y así fue ciertamente, querido lector si es que gusta de los placeres culinarios. No hay nada más delicioso que el Habanero (no iba a decir que el Chile por que se puede mal interpretar) aquí en esta tierra. 2 chilitos para una sartén es como para que apenas se sintiera el picor en el paladar y además, quedó en serio delicioso. Ya hemos preparado la receta con el serrano y nada más nada de nada, así que, si no le tienes miedo al Chile y puedes sentarte a comer aguantándote como machín, Machaca con Huevo y Chile Habanero es algo que se tiene que probar en esta vida, ¿alguien gusta?

Status: Pretendí responder con este post a una pregunta que me hiciera La Nuez de Castilla... nada más que me dió hambre!
Escuchando: Red red wine; UB40 (dije hambre, no sed!)

2 comentarios:

Nuez de Castilla dijo...

Gracias Jorgito, a mi también me dio hambre ;)

Jorgito dijo...

Me la curaré con pibes, ni hablar!